Nº Padre Jesús del Perdón

 

Nuestro Padre Jesús del Perdón 

 

Desde los primeros momentos se pensó en otras procesiones que cubrieran Lunes y Martes Santo. La Cofradía encargó en el año 1.951 un nuevo paso que se titularía “El Perdón de la Magdalena” al escultor madrileño Monreal. Incluso se anunció la procesión. Llegado a Cáceres el paso, fue una auténtica decepción, siendo devuelto y suspendida la procesión “por motivos técnicos”. Igualmente se pidió un boceto al insigne escultor Víctor de los Ríos Campos (Santoña 1909), aunque el paso no llegó a ejecutarse.

 

La idea era rescatar un preso, creo que por influencia de la cercana Salamanca, de los que se denominaban entonces por “delito contra la hacienda pública”, vulgarmente conocido como contrabando.

 

Se acuerda en 1.952 salir usando la imagen del Cristo de la Buena Muerte, bajo la advocación del Perdón y una imagen, pequeña, de escayola y de gloria, propiedad de la Prisión Provincial bajo la advocación de la Merced, patrona de la Institución Penitenciaria; la Virgen efectuará su primera salida en 1.953 en unas andas de madera, sin tallar, sencillas y pequeñas donde predominaba la decoración floral formando una montaña con base de brezos y retamas facilitadas por el miembro de la Junta de Gobierno Antonio Mitjares y Asensio-Vega.

 

Como ya he dicho desde el primer momento se pensó en bajar a la cárcel y liberar un preso. Para ello la Cofradía amparándose en la norma que permitía la liberación de presos por delitos contra la Hacienda Pública, mediante el pago de una multa hacía una colecta previa a la Semana Santa entre hermanos y parroquianos y así reunía el dinero para sufragar la multa.

 

Pero habiendo nacido ya la nueva Cofradía del Cristo de las Batallas, que procesionaría los lunes, llenando el vacío procesional de ese día, se acordó hacerlo el Martes Santo.

 

En 1.960 una devota adquiere una imagen de Cristo que donará a la Cofradía. Esta imagen solamente procesionará dos años. A partir de 1964 los problemas técnicos que planteaba el cambio en las andas y decoración llevaron a la Cofradía a volver a procesionar el Cristo de la Buena Muerte los dos días (el martes en la parte delantera de las andas y el miércoles en la posición habitual. La decoración se cambiaba también: Los martes llevaba dos grandes velones de cera roja y el miércoles faroles; el martes llevaba sudario de tela, superpuesto y el miércoles no.

 

Desde 1.952, fecha de la primera bajada, hasta 1.962, última, los itinerarios fueron los mismos, salvo la novedad del año 1.953 en el que el retorno desde la cárcel se hizo por la Ronda del Cementerio en lugar de por San Blas y Calle de Peñas.

 

En 1.963 la procesión ante la inseguridad del tiempo recortó su itinerario y no llegó a la cárcel. 1.962 fue, por tanto, el último año, ya que no volvería a bajar más. La crisis de hermanos ha llegado y el itinerario es demasiado largo para hacerlo sin relevos. Saldrá unos años por el mismo recorrido pero dando la vuelta en la Audiencia y retornando por calle Nidos a la Plaza. Un año saldrá por las Casas Baratas y finalmente se decidirá transformar la procesión en un Vía-Crucis que se hará por Moret, Concepción, Santo Domingo, Ríos Verdes, Duque, Plaza y Pintores. Desde el año 1.970 pasará al itinerario actual, a través de las calles de la Ciudad Monumental. Al reanudarse la piadosa costumbre de rescatar un preso fue necesario adecuar el recorrido para su paso por la Real Audiencia (hoy Tribunal Superior de Justicia de Extremadura) donde aguarda el preso la llegada del Divino Redentor. San Juan, Postigo, Postigo de Santa Ana, Adarves de Santa Ana y de la Estrella, Arco de la Estrella, Plaza Mayor, Gabriel y Galán, Plaza del Duque, Juan de la Peña, Plaza de la Audiencia, Luis Grande Baudessón, Plaza de las Canterías, Nidos, Ríos Verdes, Andrada, Santo Domingo (ceremonia de homenaje de las cofradías radicadas), Plaza de la Pura y Limpia, Moret, Pintores y San Juan.

 

Desde 2012 es procesión de rigurosa penitencia por lo que solamente se oye el impactante sonido de las “matracas”, rescatadas para esta procesión, en 2010, por iniciativa de Luis Manuel Rodríguez Parra. Se ha decidido retocar el itinerario para seguir incorporando el paso por los Adarves que se ha solucionado saliendo desde San Juan en dirección a la calle Postigo, paso bajo el Arco de Santa Ana y de ahí, por los Adarves de Santa Ana y de la Estrella a la Plaza, el resto del itinerario y la ceremonia del rescate siguen igual.

 

Siempre llevó una banda de música; los primeros años la Municipal tras el Paso y desde la creación de la de Romanos fue esta la que abrió la procesión. A partir de 1.993 comienza a salir con una segunda agrupación cerrando, la Banda Cristo de las Batallas y en la actualidad la de Jesús Nazareno. En los años 70 se incorporarán a la procesión promitentes portando pesadas cruces en cumplimiento de promesas.

 

La Cofradía siempre deseó tener una imagen propia con la denominación del Perdón. En 1.996 el Obispado cede a la Cofradía una imagen de Nazareno que es la que en la actualidad procesiona, pero como Ecce Homo.

 

La Real Cofradía comparte este día procesional con la Penitencial del Santo Cristo del Amparo.

 

FUENTES:

LIBRO: Real y Fervorosa Hermandad de Nazarenos y Cofradía de los Ramos, Cristo de la Buena Muerte, Virgen de la esperanza y San Juan Bautista. 1946 -2012.

AUTOR: José Manuel Martín Cisneros

Spanish English French German Italian Portuguese Russian

Patrocinadores