Archivo Literario

Al Cristo del Perdón

 

Pendiente de una cruz, atormentado,

y, más que el cuerpo, el alma dolorida,

manando redención por esa herida

abierta por la lanza del pecado,

 

Te contemplo, mi Dios, crucificado,

ofreciendo tu muerte por mi vida,

mientras Tu Madre, de dolor transida,

te ve morir, por todos ultrajado.

 

Abres los brazos a la humana fiera,

y amplio perdón derramas con ternura,

sin un reproche proferir siquiera.

 

¡Ay, si a tu ejemplo el hombre se rindiera,

mostrando así su amor y su cordura,

en un Edén el mundo convirtiera!

 

Eladia Montesino

ESPERANZA

 

Borde de la primavera                                                            Ya viene el Reino¡está aquí!

rama florida que canta,                                                           ramas en el suelo ¡hosanna!

Esperanza.                                                                            Esperanza.

 

Junto a la ventana abierta                                                         Nadie habló como el Maestro.

dice Gabriel su sonata                                                             es Él. Un arco que clama,

Esperanza                                                                               Esperanza.

 

Pajas de oro en la noche                                                         Mañana será. Esta tarde

pellicos de recia lana                                                              esta sin Sol. Es mañana,

Esperanza.                                                                           Esperanza.

 

Camellos apresurados,                                                           Junto al lirio de tu pena

y un ¡huye, José, levanta!                                                       se abre una espera de llama,

Esperanza.                                                                             Esperanza.

 

 

Ventura

 

 

 

Domingo de Ramos

 

Rompe el amanecer con puño de oro

el ébano engastado de zafiros

y se enraman de olivos,

de romeros y juncias y de aromos

las horas estrenadas del domingo.

 

Hierve Jerusalén y se derrama

por grajuelas y acequias

y la luz de la fiesta

saca astillas azules y escarlata,

amarillas y verdes y violeta

de mantos y koufiehs, de ténues velos

y de las barbas crespas.

 

Burbujea la risa

y la parla crepita y burbujea.

 

En las torres vigías

se encienden acerados centinelas.

 

Muchedumbre Romera de la Pascua

grita hosannas y alfombra con los mantos,

que se huellan de cascos

en pozuelos sin agua,

el paso de gacela de una asna

que lleva sobre el lomo

al Hijo de David.

 

Se abre la puerta

de la muralla como un palio de oro;

bermejos resplandores cabrillean

las micas de la piedra

y en la mirada azul del Enviado

se ahogan dos luceros

temblorosos de amor y de reflejos.

 

Le aclaman los de Lázaro,

los de Genezareth…

 

El manto blanco

tiene anuncios de Hostia y trasparenta

la llaga del costado.

 

 

José Canal

Saeta

 

Palmas y olivos se rinden

Señor, Jesús, cuando llegas.

Cáceres, Ciudad Antigua,

manto tendido en la tierra ...

 

JOSÉ MANUEL MARTÍN CISNEROS

 

 

 

 

Saeta

 

Perdón, Señor, por mis dudas.

Perdón, Señor, por la ofensa.

Perdón, Señor, a tus hijos,

cuando Martes, en tus hombros

por esta Ciudad te llevan.

 

JOSÉ MANUEL MARTÍN CISNEROS

 

 

 

Saetas

 

La noche parece día

a Gloria repica el alma,

cuando sale de su templo

la Virgen de la Esperanza

 

ANÓNIMA

 

 

Cristo que en la Cruz clavado,

miras Misericordioso

redime nuestros pecados,

con ese mirar hermoso.

 

JOSÉ MANUEL MARTÍN CISNEROS

 

 

 

 

ESPERANZA NUESTRA

 

La Virgen de la Esperanza

sale de San Juan pisando,

-entre velas temblorosas-

los claveles de su paso.

Tantas lágrimas no caben

en el pañuelito blanco,

y sonríe mientras llora

tras el Hijo caminando.

(Lleva secreta Esperanza

de verlo resucitado).

Y con su cara de pena

que robó el color al nardo,

va diciendo sin palabras,

bajo el verde de su palio

“Pecador, Mi corazón

que de amor está inflamado

es de Madre, y como Madre,

con mi sonrisa te llamo”

 

 

 

ISIDRO MELARA BERROCAL

DIARIO “EXTREMADURA”

                                                                                                   (3/IV/58)

 

 

 

SAETA

 

“Mirarla de pensamiento

como en el “paso” la veis

cuando a sus pies retenéis

para verla, hasta el aliento”

 

MARQUINA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Procesión de Nuestro Padre Jesús en su Entrada Triunfal en Jelusalem

“La Burrina”

 

Hoy te he visto Señor por estas calles

montado “otra vez” en tu burrina

y sintiendo el perdón en tu sonrisa

he sentido creer con alma y vida

¿Qué te espera Señor esta semana?

Un látigo en la mano desalmada

y un negarte Señor más de tres veces

un verte pasar escarnecido

con una Madre buena que te llora

¡Ojalá! Yo pudiera mi buen Dios

quitarte con mis manos una espina

esa que llevo en el alma

y que al mirarte clavado me lastima.

Hoy te he visto Señor por estas calles

montado “otra vez” en tu burrina.

 

 

María Antonia Parra Rodríguez

 

Cáceres, Semana Santa 2012

 

 

 

 

Oración a Maria Santísima de la esperanza

 

Santísima Virgen de la Esperanza

A ti acudimos Madre y señora nuestra

Con el alma y el corazón llenos de

Esperanza en tu maternal protección

Concedenos, que sostenidos por

Tu singular auxilio,

Seamos testimonio de fe,

Ejemplo de esperanza

Y fermento de caridad.

 

Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor.

Amen.

 

 

 

Ceferino Martín Calvarro

)

 

Spanish English French German Italian Portuguese Russian

Patrocinadores